Saltar al contenido

¿Qué es el masaje kobido? Cómo se hace y sus beneficios

El masaje Kobido es una técnica japonesa que combina el masaje y los cuidados estéticos. Es un masaje estimulante del rostro y el cuello, conocido por su efecto rejuvenecedor.

El masaje Kobido permite al terapeuta actuar al mismo tiempo sobre el sistema nervioso (gracias a la relajación), sobre el sistema energético (con técnicas de acupresión en el cráneo y la periferia de los ojos), el sistema sanguíneo y muscular (durante la tonificación del cuello y el rostro), y el sistema linfático, (usando una técnica de drenaje con una vara de bambú).

Esta técnica favorece la circulación energética del rostro, el cuello y todo el cuerpo, al tiempo que libera la tensión muscular: así se reduce la aparición de arrugas. Durante una sesión, se masajean la espalda, los hombros, el cuello, los brazos y las manos.

Beneficios del masaje kobido

El masaje Kobido aporta una gran relajación del sistema nervioso, por lo que es eficaz para reducir los efectos del estrés en el cuerpo, los dolores de cabeza, el insomnio y la fatiga. El masaje en la parte superior de la espalda y el cuello también alivia la tensión muscular, abre las vías respiratorias y alivia los hombros. A su vez, las técnicas de acupresión aplicadas en el cráneo y el contorno de los ojos alivian el dolor ocular y pueden reducir el dolor asociado a una mandíbula tensa, por ejemplo debido al bruxismo.

Al mejorar la circulación sanguínea en la zona del rostro, el masaje Kobido favorece la flexibilidad y la tonificación de los músculos faciales, reduciendo así la aparición de líneas finas y arrugas. Esta irrigación de los tejidos también ayuda a restaurar la luminosidad de la tez.

¿Cómo es la técnica de masaje kobido?

Un masaje Kobido suele durar 90 minutos e incluye varios pasos distintos. El terapeuta relaja primero la espalda, los brazos y las manos, y después el cráneo y el rostro con movimientos lentos y relajantes. En esta fase se pueden utilizar toallas calientes y una vara de bambú.

Esta técnica continúa con movimientos de pellizco muy rápidos en la cara junto con movimientos de palpación-rodamiento. A continuación, el terapeuta utiliza elementos de Shiatsu para actuar sobre los meridianos de la cara y el sistema energético del cuerpo, y termina la sesión haciendo rodar piedras de cuarzo a lo largo de ellos.

Contraindicaciones del masaje kobido

Este tipo de masaje no se recomienda a las mujeres embarazadas, a las personas que padecen cáncer o problemas cardíacos. En caso de fiebre, sarpullido, cicatriz reciente o acné severo, los cuidados se realizarán de forma más suave, o pueden estar contraindicados, dependiendo de la gravedad de la afección.

Las personas que hayan sufrido previamente una lesión en el cuello o tengan una hernia discal deben consultar a un médico antes de recibir estos cuidados. Para permitir un tiempo de descanso de la piel del rostro, tampoco se recomienda combinar el masaje Kobido con otros tratamientos estéticos como la inyección de botox o la electrólisis.

El kobido, un arte que se remonta al siglo XV

La sonoridad de su nombre dice mucho sobre su origen.

En japonés, kobido significa «vieja forma de belleza» . Derivado de Anma, antepasado del masaje Shiatsu que nació en el siglo XV en Japón (al sur del monte Fuji), es el resultado de una competición entre dos practicantes que intentaban encontrar nuevos movimientos para estimular los músculos del rostro.

Los dos maestros decidieron unir fuerzas para fundar la Casa Kobido. Más que un simple masaje facial, con presión, vibración, percusión y tapping, el masaje kobido fortalece los músculos y tonifica todo el rostro a la vez que favorece la circulación sanguínea.

Este cuidado antiedad especialmente apreciado por las pieles maduras también se denomina lifting facial natural.

Productos relacionados con el masaje kobido

Última actualización el 2024-03-04